Autor del archivo

porella

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

LAURIA 13 Y LA ARQUITECTURA DEL INSTANTE



Elbert Hubbard (escritor y publicista) dijo una vez que existe algo mucho más escaso, fino y raro que el talento, y es el talento de reconocer a los talentosos.

En POR ELLA intentamos apostar siempre por el talento, da igual la faceta, la forma bajo la que venga envuelto ese talento, la labor que se lleve a cabo o la disciplina artística… Porque lo que importa, y más en estos tiempos, son las personas y sus sueños, sobre todo aquéllas que luchan por ellos, con perseverancia, con trabajo, sin descanso, incluso sabiendo que hay días en los que se duda de casi todo.


Pero de lo general al caso concreto. Hoy toca arquitectura.


La arquitectura es un arte, el arte de construir espacios, de organizarlos, de hacerlos habitables, duraderos, resistentes, fiables…  Porque ellos son o serán, entre otras cosas, nuestros hogares. Sin embargo, tal vez, la arquitectura también sea algo más.


El filósofo Arthur Schopenhauer la definió como música congelada.


Desgraciadamente, la música arquitectónica se ha congelado en este país de verdad.


Tod@s sabemos lo que ha supuesto el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, lo que ha sucedido en el sector de la construcción.


Se ha construido sin escrúpulos, con el afán de acumular más y más dinero, haciendo las cosas del peor modo posible. El resultado está a la vista, cientos de edificios vacíos mientras los desahucios continúan su carrera imparable.


No sólo eso, hay desconfianza alrededor de la profesión. Much@s arquitect@s tienen que sufrir la triste estela que les dejaron estos empresarios codiciosos y sin escrúpulos, así como compañer@s que se dejaron comprar y que empañaron la esencia de un bonito oficio.



ALGO TIENE EL 13


Hace tiempo que venimos siguiendo el trabajo del estudio de arquitectura LAURIA 13Compañer@s creativ@s, que ya son amig@s, y con los que esperamos llevar a cabo algún que otro proyecto en el futuro.

Representan valores como compromiso, honestidad, perseverancia, valentía, esfuerzo… Una forma diferente de hacer las cosas.


Os hablamos de LAURIA 13 por muchas razones, pero sobre todo porque su trabajo rebosa creatividad, personalidad…y sencillez, lo más difícil de conseguir en cualquier disciplina artística.


LAURIA 13 lo forman los arquitectos María Gómez Castelló y Robert Lara Ferragut, y el ingeniero Salva Simó.


Con Robert empezamos por hablar de influencias.


 “Yo diría que estamos influenciados por todo lo que nos rodea… Conversaciones, actualidad, viajes, amig@s… Más que por un estilo en concreto. Nos gusta adaptar cada proyecto a las necesidades del lugar, de la persona, del momento, de la economía de la que se dispone… Siempre sabiendo conjugar lo mejor de la funcionalidad que se necesita en el interiorismo y cuidando los detalles, que se pueda marcar una diferencia. Si alguien también nos ha influenciado, de alguna forma, es Juan Deltell. Profesor de la carrera y hoy amigo y compañero de profesión.”

 
Y de las influencias a la madre de toda idea, la inspiración.

“En cuanto a la inspiración… Yo creo que buscamos no caer en una rutina o un estilo predeterminados. Cada caso requiere una solución y tratamiento diferenciado. No queremos repetirnos en aquello que hacemos. La clave es reinventarse, diría yo.”


Y lo hacen, dando a cada espacio funcionalidad, pero también armonía. Sus diseños y los resultados que los acompañan rebosan esa sencillez inteligente, elegante y cálida que resulta tan grata a los ojos.



HÁBITAT EFÍMERO


Pero ¿qué sucede cuando la arquitectura, cuando la concepción de un diseño, está sujeta a durar sólo un fugaz instante de tiempo?


De la mano de LAURIA 13 nos hemos ido acercando al interiorismo-hasta aquí nada nuevo-, pero también a la arquitectura efímera. Un campo con un potencial inmenso, que todavía puede dar mucho de sí.

“Muchas veces ayuda a sorprender, sobre todo en espacios creativos, cuyo disfrute no puede ser mayor de semanas, días o, por qué no, horas. Su fin es llamar la atención del espectador, que viva ese momento en ese espacio de fantasía”, nos comenta María, la otra mitad arquitectónica de LAURIA 13.


Construcciones diseñadas para desaparecer. Así podría sintetizarse lo que supone la arquitectura efímera. Un concepto que existe desde bastantes más años y siglos de los que nos pensamos. Estuvo presente durante el Imperio Romano, el Renacimiento o el Barroco, por citar algunos ejemplos.


Sin ponernos tan transcendentes… Las Exposiciones Universales (en España, “La Expo” de Sevilla en el 92) también son un buen ejemplo de arquitectura efímera.


Los recintos, donde cada país o empresa se promociona, son como edificios o estructuras concebidos únicamente para durar el tiempo que dure la exposición. Pese a que algunas acaban por conservarse, gracias al éxito o la creatividad a la hora de plantear el diseño, suelen utilizarse también como banco de pruebas y para promocionar la obra de muchos arquitectos.


Una de las grandes ventajas de este tipo de arquitectura se encuentra, como hemos dicho, en que sirve para experimentar. El uso de materiales como el hormigón, el hierro, el vidrio o el propio desarrollo del interiorismo… le debe mucho a las exposiciones universales y a la arquitectura efímera, como nos apunta María.


“En los proyectos de arquitectura efímera pretendemos crear espacios desde un componente más emocional. Utilizar materiales más económicos e incluso desligados, a priori, del concepto arquitectura”.


El reciclaje y la sostenibilidad, la movilidad, la economía… son valores que hoy podemos asociar a este campo arquitectónico, que ha ido dando respuestas a realidades sociales, tecnológicas, arquitectónicas…


Su radio de acción es bastante extenso, en un mismo proyecto pueden llegar conjugarse o coexistir disciplinas tan diversas como la tecnología aeroespacial, la industria del textil, la botánica…



LO EFÍMERO Y EL AUDIOVISUAL


¿Tienen alguna relación?


La respuesta es obvia. Sí.


Lo efímero puede inmortalizarse para el futuro o, dicho de otra forma, congelarse. Ya lo hacemos con nuestra cotidianeidad, con los momentos que compartimos con los amigos, con la familia… Por medio de las fotos, de los vídeos…

La imagen o, si se prefiere, el audiovisual, siempre ha posibilitado que lo fugaz pudiera ser atemporal, y eso incluye a la arquitectura en cualquiera de sus vertientes.


Sin embargo, no sólo se trata de capturar el tiempo y lo que éste contiene, sino de poder volver a contemplar espacios o edificios concebidos también para el disfrute visual. Hay edificios o espacios que resultan auténticas obras de arte, visualmente hablando.


Pero volviendo a lo arquitectónicamente efímero y el audiovisual…

Exhibiciones, festivales, exposiciones en interiores o en espacios abiertos…


Puede ser todo lo efímera que se quiera, pero la arquitectura efímera tiene que ser registrada para su estudio, para que su mensaje traspase la huella del vacío, de su desaparición, sino no tiene sentido.

Estás dos imágenes pertenecen a la obra que el arquitecto
 Arne Quinze presentó en el Burning Man Festival.


Sin duda la mejor forma de hacerlo es grabándolo o fotografiándolo, para después mostrarlo y decir: “Esto una vez existió y quiso transmitir este mensaje o recrear tal sensación o cumplir esta función.”


 


Propuesta de arquitectura efímera para el reciclaje de los vacíos urbanos de la ciudad de Málaga.


UN FINAL ESCULPIDO EN HIELO

No podíamos acabar esta entrada arquitectónica sin visitar algunos hoteles, museos, incluso palacios… hechos en y de hielo. Los podemos encontrar sobre todo en los países nórdicos.


Aunque se basan en construcciones tradicionales, como el iglú de los Inuit, han ido evolucionando hasta incorporar a la tecnología en sus estructuras.


Entre los muchos ejemplos que podríamos destacar, encontramos el del Hotel de hielo de Jukkasjárvi, en Suecia. Se construyó en 1990 de forma provisional, sin embargo su éxito fue tal que cada año se redecora y mejora gracias a la colaboración de arquitectos, artistas y estudiantes. 


 

Un edificio que podría resultar de lo más efímero, pero cuya estructura y belleza han acabado por darle una vida tan larga como se quiera.



Gracias a LAURIA 13 por su tiempo y por su cercanía, tanto humana como profesional.







PRIMERO FUE LA IDEA…



¿QUÉ TIENEN EN COMÚN…?



-La rueda

-El ordenador

-Internet

-La brújula

-El telescopio

-El cine

-La fregona



Deja de leer y tómate tu tiempo para descubrir qué los relaciona.


Ya te hemos dado pistas.



SOLUCIÓN:

Una idea. Un chispa de luz. LA CREATIVIDAD.



No aparecieron de la nada. Personas, como nosotr@s, lo hicieron posible. Otr@s lo han vivido antes. Las crisis pasan y traen cambios. Se pierde, pero también se puede ganar.

Cientos de empresas y particulares siguen apostando por ser innovadores, por creer en sus ideas; apuestan por las tecnologías de las que disponen y consiguen no sólo caminar, sino también crecer… Algunos hasta ser historia.


Aunque primero… tuvieron que dejarse ver.



Burger King, IBM, General Motors, Apple, McDonald’s, Google, Yahoo… Hasta la cadena de televisión MTV vio la luz durante un momento de crisis.


Las crisis son una oportunidad de negocio. ¿Por qué? Porque el cambio trae un horizonte nuevo y con él se crean necesidades nuevas.


Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.



En esta oscuridad la luz eres tú.



 ¿CUÁL ES LA CLAVE?




CREATIVIDAD



Las personas estamos acostumbradas a lo convencional, pero sólo lo nuevo, lo distinto, lo que brilla, nos sorprende.


En internet, por ejemplo, el usuario empieza y acaba por donde le apetece. Muchas veces, se deja llevar hacia lo que capta su atención.


Lo que importa es la idea, no el soporte, pero la creatividad tiene que saber aprovecharse de las enormes posibilidades que le ofrecen las nuevas tecnologías.




SI BUSCAS…




Trabajo.


Ofertar un producto.


Expandir una empresa.


Publicitar tu evento o, simplemente, publicidad.


Comunicar un mensaje




Ofrece algo diferente, que capte el interés. Sin interés no hay nada. No tengas miedo. Henry Ford, fabricante de coches, dijo una vez: 

Si le hubiera preguntado a la gente qué querían, me habrían dicho que un caballo más rápido.


La solución a los problemas, a las limitaciones… Llega con la imaginación.

Déjanos imaginar para ti, para hacer realidad aquello que necesites. Porque la calidad puede ser asequible y rentable, porque las soluciones a veces están fragmentadas:


 Video, texto, animación, audio, publicidad… Sea cuál sea tu sueño, lo que necesites…


En POR ELLA nuestra especialidad es la creatividad… en imagen, en contenidos, en diseño, en social media marketing



El presente y el futuro… CREATIVIDAD



La creatividad trae resultados, pero también emociona. ¿Quieres resultados, quieres emoción?


Sólo tienes que querer dejarte ver.



PORTADAS PARA OLVIDAR: LAS 8 PEORES PORTADAS DE TODOS LOS TIEMPOS


Una imagen vale más que mil palabras…





¿Cuántas veces habremos escuchado esta frase a lo largo de nuestras vidas?





Cuando hablamos, como es este caso, de un disco, de la música, de un grupo… obviamente, lo más importante para que el disco se venda, o no, será la capacidad de la banda para crear buena música y de la inversión económica destinada a la promoción del proyecto.








Sin embargo, no debemos olvidarnos de lo que será uno de los primeros impactos visuales que acompañará al trabajo realizado. Una portada de calidad será decisiva para causar, con un sólo golpe de vista, una correcta impresión de la banda y su nuevo proyecto, incluso más que eso.






Es de vital importancia que ésta sea atrayente, descriptiva, en su mensaje y simbología, acorde al estilo de música que representa, a la filosofía de la banda y a la temática del disco en sí.










La homogeneidad en el diseño del conjunto (portada, contraportada, libreto y galleta) es lógica y necesaria.

Pero cuando hablamos de grupos noveles que autoproducen sus cds, a los cuáles se destina una más que justa inversión en promoción, la cosa cambia…







En las mesas y estanterías de los despachos de promotores, productores y managers se amontonan decenas de discos de nuevos grupos que, sólo por el esfuerzo que cuesta sacar un disco, merecen la oportunidad de ser escuchados.







La realidad es que no todos lo conseguirán. Muchos, cientos de ellos, no llegarán a ser escuchados.

Las montañas de cds por escuchar, la acumulación del trabajo, hacen que un buen diseño de portada sea crucial para que el próximo disco que escoja y escuche un productor o manager, de entre esa pila de cds, sea el tuyo.








A los discos con una mala portada, poco cuidada, mediocre, sin gusto… En definitiva, poco profesional, nunca se les quitará el precinto de su envoltorio y pasarán a forma parte de esa colección de objetos a los cuáles, de vez en cuando, hay que pasarles un trapo para quitarles el polvo…









CON ALMA





La sonrisa es instantánea. Son inteligentes, tiernos, divertidos… y, encima, están muy bien hechos. 

Os hablamos de los cortometrajes de Pixaro, lo que es lo mismo, de las pequeñas grandes esencias del estudio de animación más respetado del mundo y, además, líder en la taquilla.

Y es que cuando, en 2007, el gigante Disney se hizo con Pixarsabía bien lo que hacía. Sin Pixar, el futuro de Disney hubiese conocido días oscuros.

Sus últimas películas de animación no habían funcionado bien. Por el contrario, Pixar se había convertido en un rival a tener muy en cuenta. Un rival que, paradójicamente, jugaba dentro de casa.


En 1986, poco después de que lo despidieran de AppleSteve Jobs le compró los estudios al director George Lucas (Lucasfilms) y negoció un acuerdo con la major de animación para producir 3 películas juntos. La primera de ellas fue Toy Story (1995). Un éxito fulgurante de crítica y público.

¿Qué era Pixar hasta entonces?




Para contestar a esta pregunta tenemos que hacer un viajecito por el pasado, aunque sea rápido.


Durante los años 30 y 40 era habitual que los grandes estudios produjeran cortos de animación para pasarlos antes de sus películas. Era una fórmula que garantizaba más tiempo de proyección, ya que las películas de dibujos animados de por aquel entonces no tenían la duración de ahora.


Paramount tenía sus “Puppetoon Series”… Warner Brothers tenía Merry Melodies”… La Metro Goldwyn Mayer (los hermanos Barbera) había apostado por los personajes de Tom y Jerry para producir su serie de cortos… Y Disney tenía sus “Silly Symphonies”.

Sin embargo, estas “mini” producciones cinematográficas dejaron de ser rentables para las grandes majors y su producción quedó a cargo de pequeños estudios, compañías o de organizaciones independientes, como la National Film Board of Canada.

Pixar pertenecía a una de estas empresas, a The Graphic Group, una subdivisión de una compañía llamada Lucasfilms. Para no faltar a la verdad, diremos que el embrión de Pixar era más un mediocre fabricante de hardware para animación que otra cosa.




La revolución llegó en 3D

Como hemos adelantado, la década de los 80 cambiaría las cosas. La visión tecnológica y humanista de un hombre cambiaría las cosas.


Steve Jobs se enamoró de la humilde Pixar y del trabajo del animador John Lasseter. Puso la tecnología de la que disponía y su inteligencia al servicio de los contenidos y de la animación 3D… y ganó.


Jobs y Lasseter se convirtieron en el equipo perfecto. Eran creativos y obsesivos, y eso situó a Pixar en la línea de salida para ofrecer verdaderas joyas y joyitas cinematográficas.

Por poner sólo un solo ejemplo, el corto Tin Ton (1988), que se proyectó junto con Toy Story, no sólo fue el primer corto de animación 3D en ganar un Oscar, sino que, además, en 2003, fue elegido para ser guardado o archivado en el registro fílmico de la Biblioteca del Congreso de EE.UU. -una de las más importantes del mundo- por su trascendencia cultural e histórica.


Pero, para hacer justicia a la inmensa creatividad de Pixar, a Tin Ton hay que sumar una larga lista de títulos, entre otros:



Knick-Knack (1997), que ha sido considerado el mejor corto de la compañía y que fue el germen de Descubriendo a Nemo (2003), o El juego de Geri, que supuso el segundo Oscar para Pixar y, a su vez, la confirmación de que una nueva forma de hacer cine de animación había nacido y se estaba desarrollando.


Y así podríamos seguir hablando de la revolución Pixar, porque cada corto tiene su propia historia, sus propios méritos o logros tecnológicos, narrativos, argumentales…


Parcialmente nublado, Alma, El hombre  orquesta, Día y Noche, Presto, Boundin, Los pájaros


Hasta llegar a La Luna, que fue presentado junto con el largometraje Brave (2012).





Creatividad, frescura, futuro, tecnología… y alma

Si por algo apostaron los creativos de Pixar fue por desmarcarse del resto y ofrecer algo diferente. De esta forma, los cortometrajes acabaron por convertirse en parte fundamental de los estrenos de cada nueva película.


Durante estos últimos 10 años, la tendencia ha sido la de hacer protagonistas de los cortos a algunos de los personajes que han ido poblando los largometrajes.


¿Qué ha supuesto Pixar para el mundo de la animación? 

Creatividad, frescura, futuro, tecnología… pero también alma. 




La que tiene cada uno de sus cortos.

Han conseguido que los espectadores vuelvan a interesarse por este formato cinematográfico y los esperen, y recuerden, como a sus hermanos mayores, los largometrajes.

Alma. Pixar le ha dado alma a la animación, además del desarrollo de la tecnología en 3D (en el cine, como en la televisión, la tercera dimensión de la realidad es una ilusión óptica).


De todas las películas y cortos podemos extraer más de una sonrisa, pero también alguna que otra reflexión llena de humanidad.

Acabamos con una anécdota que nos lleva hasta el primero de los cortometrajes de Pixar, también el primero que estuvo nominado a los Oscar: Luxo Jr.

Cuenta la historia de un flexo bebé que juega con una pelota, pero en origen fue un simple ejercicio de modelado, un juego de luces y sombras, de Lasseter. Un ejercicio práctico que acabó por convertirse en el símbolo de Pixar. Y es que ese sencillo flexo es una lámpara de dibujante. La luz que necesita toda animación. La luz del cine.